Impacto

En Cielo y Selva cuidar la huella ambiental que generamos es una de nuestras prioridades. Toda nuestra ideología hacer honor a nuestro planeta y la naturaleza que se encuentra en él; cuidar el entorno que rodea nuestros hoteles y aportar algo positivo a su comunidad es parte de nuestra misión.

El hotel es ya por sí mismo más sustentable que la mayoría de los hoteles y resorts típicos que se encuentran en la costa del caribe mexicano, ya que gran parte de los alojamientos e instalaciones, como los glampings, campings, palapas, hamacas y mobiliario exterior, tienen un montaje temporal que no invade su contexto, si no que se integra con él. 

Aquí encontrarás información sobre los sistemas que hemos implementado en nuestra sede de Sian Ka'an para reducir el impacto del hotel en el medio ambiente.

ilustracion_4-removebg-preview.png
ilustracion_4-removebg-preview.png
ilustracion 5.png
ilustracion_4-removebg-preview.png
ilustracion_4-removebg-preview.png

BASURA Y DESPERDICIOS 

Hoy en día, generar desperdicios en un contexto como en el que nos encontramos, es prácticamente inevitable, sin embargo, en Cielo y Selva hemos hecho una serie de esfuerzos para contar con sistemas que nos permiten reducir nuestros desechos al máximo.

 

En el hotel tenemos contenedores de basura etiquetados para que los huéspedes y el personal de cocina y mantenimiento puedan dividir la basura que se genera. En un área de servicio apartada de los huéspedes, los desechos inorgánicos del hotel también se sub-categorizan en aluminio, vidrio, plástico, PET y cartón; más tarde, una vez que se han acumulado suficiente, estos materiales se llevan a una planta de reciclaje en Yucatán.

 

Dentro del hotel, el plástico de un solo uso no es parte de nuestro día a día. No verás popotes ni utensilios, ni botellas de plástico de ningún tipo; al contrario, encontrarás dispensadores de vidrio con agua para tomar y en los baños, dispensadores rellenables de shampoo y jabón

 

Con los desperdicios orgánicos del hotel hacemos una composta que después se convierte en fertilizante para nuestro jardín, donde sembramos y cosechamos productos para la cocina. También hemos construido un invernadero en el que pronto empezaremos a crecer algunas frutas y verduras de la región. 

ENERGÍA ELÉCTRICA

La comunidad de Punta Allen no cuenta con acceso a una red de energía eléctrica. La electricidad del pueblo es provista por un gran generador, al que los hoteles privados no tienen acceso, y la mayoría de ellos opera con su propia planta independiente. 
 

En Cielo y Selva la mayoría de nuestra energía proviene de un sistema de páneles solares, lo que normalmente nos permite ofrecerle a nuestros huéspedes electricidad las 24 horas del día, especialmente durante las temporadas de lluvias escasas.